Mantenga balance entre vida y trabajo

Obtener beneficios salariales y alcanzar una proyección profesional impulsan la necesidad de dedicar más tiempo al empleo que a uno mismo.

Influenciar a la gente para que se empeñe voluntariamente en el logro de objetivos comunes es la acción que enmarca el ejercicio del liderazgo.

Más allá de una definición, lo que encarna esta capacidad supone varias características que puestas en conjunto pueden construir la idea de un buen líder.

De acuerdo con Santiago Rojas Posada, médico y especialista en crecimiento personal, el sentido esencial de quienes tienen la aptitud para dirigir es el servicio.

?Así, el corazón se convierte en el órgano de todo líder, en la medida que no sólo le importe el alcance de la meta, sino el estado de las personas que se encuentran involucradas en el desarrollo de los proyectos?, explica Rojas.

Adicionalmente, habilidad para comunicarse, inteligencia emocional, claridad para establecer objetivos, planeación, autoconocimiento, interés por el crecimiento de los demás, carisma, capacidad de innovación, responsabilidad y necesidad de permanecer informado son las cualidades que fortalecen el liderazgo.

Así lo expuso, Rojas durante el primer encuentro empresarial adelantado por una importante cadena colombiana de hoteles con el fin de apoyar el desarrollo de sus clientes, a través de charlas especializadas.

Al cumplir con las características enunciadas será posible hallar bienestar en el trabajo, siempre y cuando se mantenga el control, entendido como la destreza para estar en equilibrio con lo que se vive.

?Cuando éste se pierde se llega a desmotivación, pérdida de productividad y sensación de frustración?, afirma Luis Arispón, director General de Servicios de Información Salarial de Hay Group, firma consultora de negocios.

En este sentido, Rojas considera que tener un balance entre la vida laboral y personal es clave para un líder. ?De otra manera se perdería la coherencia y sería factible generar situaciones de caos que afectarían las acciones de equipo?, comenta.

De esta manera resulta importante que quien dirige mantenga un estilo de vida ejemplaren todas las esferas, pues tener la figura de guía en el empleo no significa vivir solo para esto.

En el momento que se pierda el control, Rojas recomienda ser consciente que bajo la figura del liderazgo es posible darse permisos y hacer análisis para reconocer habilidades y debilidades. Esto permitirá encontrar nuevos desafíos de superación personal y avanzar con el grupo y para el grupo.

Por su parte, Arispón expresa que los líderes también serán responsables de facilitar el balance personal de los miembros de su equipo.

Alba Liliana Acevedo Díaz

Opine en el debate: ¿Cómo se comportará el panorama laboral durante el segundo semestre del año?


Edición elempleo.com

Publicidad