Subsidios de Desempleo en Colombia

Subsidios de Desempleo en Colombia

Desde su creación en el 2003 hasta la actualidad se han asignado 540.948 indeminizaciones por falta de empleo, de las cuales 63,8% han sido otorgados a mujeres y 36,2% a hombres.

En épocas de crisis y en un país con una tasa de desempleo tan alto como Colombia, cada vez ganan más popularidad los famosos subsidios de desempleo.

Sin embargo, en el país, este tipo de indemnizaciones son poco conocidas y realmente son escasas las personas que han hecho uso de este recurso. El subsidio de desempleo fue creado en Colombia a partir del 2003 y es una propuesta innovadora que costa de una indemnización mediante bonos y dinero en efectivo para las personas que no tengan trabajo y sean cabezas de familia.

En el país, aunque el gobierno aún no implementa la figura del seguro de desempleo como tal, sí plantea la figura de un subsidio para luchar contra la falta de oportunidades en el territorio nacional. Este recurso está diseñado para proteger a los individuos económicamente activos durante los periodos de cesantía laboral, donde además de garantizar la recalificación profesional en el periodo de cobertura del subsidio, la persona cesante puede acceder a cursos de capacitación y formación para el trabajo.

El Programa de subsidios al desempleo hace parte del Fondo para el Fomento del Empleo y Protección al Desempleado -FONEDE-, creado en el marco de la ley 789 de 2002 y reglamentado en el Decreto 827 de 2003 y entrega un monto total de $ 772.500 distribuido en seis cuotas mensuales fijas de $128.750.

Esta remuneración puede es paga en especie y efectivo, con la opción de ser redimida en bonos de alimentos o en aportes a salud o educación, además, el programa tambien hacie un aporte formativo, con la posibilidad que "los beneficiarios accedan a cursos de recalificación del trabajo, con el propósito de fortalecerlos en su capacidad de inserción laboral productiva" cuenta Oscar Hernán Muñoz, Coordinador Grupo de Fomento de Programas de Trabajo del Ministerio de la Protección Social.
 
Los cursos que se imparten a través de las cajas de compensación familiar, no entran a formar parte del monto total del subsidio al desempleo, es decir que en la realidad el beneficiario puede estar recibiendo, aproximadamente, entre tres y cuatro salarios mínimos durante el periodo de cobertura del programa.

Estos subsidios del estado deben ser solicitados ante las Cajas de Compensación Familiar, en donde se reclama un formulario y con la firma del mismo  se acredita la condición de cabeza de familia desempleado. Una vez que la caja de compensación haya aceptado el formulario y las condiciones, procede a aprobar la solicitud, un proceso que se puede demorar en promedio 6 meses.

Las personas que pueden acceder a estos subsidios son los "jefes cabeza de hogar desempleados que hayan estado afiliados a las Cajas de Compensación durante doce meses continuos o discontinuos dentro de los tres años anteriores a la fecha de solicitud de dicho subsidio. Los jefes cabeza de hogar desempleados sin vinculación anterior a las Cajas de Compensación también pueden solicitar el subsidio al desempleo, pero se dará prioridad a los deportistas, escritores o artistas", comenta Oscar Hernán Muñoz.

En Colombia a partir de octubre del 2003, entró en vigencia el subsidio para el desempleo y según datos suministrados por el ministerio de la Protección Social, desde su creación y hasta la actualidad, se han asignado 540.948 subsidios al desempleo, de los cuales 63,8% han sido otorgados a mujeres y el 36,2% a hombres.

Las estadísticas muestran que entre "enero de 2007 y abril de 2008 se han otorgado 85.139 subsidios a personas con vinculación previa a cajas de compensación y solo 22.267 a personas sin vinculación a alguna caja. Por otro lado el tipo de bono que más solicitaron en el mismo periodo fue el alimentario con un 98%, seguido por el de salud con el 1,7% y el resto en educación" afirma Oscar Hernán Muñoz.

Actualmente las cajas de compensación familiar Cafam, Compensar, Colsubsidio, Comcaja, Comfacundi y Comfamiliar Afidro ofrecen este servicio. La repartición de los seguros de desempleo se hará en el orden de llegada de las solicitudes. El subsidio dejará de repartirse cuando se agoten los recursos del Fondo para el Fomento al Empleo y Protección del Desempleo (Fonede), creado por la Ley 789 de 2002.


Juan Felipe Pinzón García

Publicidad