Las nuevas vías de la industria musical en Colombia

Las nuevas vías de la industria musical en Colombia

Las dinámicas de la industria disquera en el mundo han cambiado. Muchas bandas en Colombia han tomado su propio rumbo en respuesta. ¿Qué hacer para sobrevivir en el mundo de la música?

Para nadie es un secreto que a pesar de que Colombia sea un país con alma musical, la industria de discos ha caído vertiginosamente a medida que pasan los días, los meses y los años.

Esto, claro, no solamente sucede en Colombia. Es un fenómeno mundial que ha limitado seriamente a las productoras y con ellas las bandas musicales, además de quienes se dedican a las cuestiones técnicas.

El acceso creciente a Internet, la creación de dispositivos móviles con miles de posibilidades para bajar datos, música y videos en tiempo real, blogs, programas para escuchar, mezclar y producir sonidos gratuitamente y un escenario que no es menor en todo este proceso: las redes sociales, a través de las cuales se difunde todo tipo de actividades musicales y promocionales, son algunas dinámicas que imperan actualmente en la industria.

Es por esto que muchas bandas en Colombia se han dedicado, además de fusionar los ritmos folclóricos con otros más urbanos e importados, a producir y grabar independientemente. Le apuestan a los conciertos pequeños en donde difunden sus creaciones y crean vínculos directos con los seguidores.

Actualmente, las presentaciones en vivo "son el refuerzo más  importante para gestionar económicamente y viabilizar su carrera como proyecto sostenible. Son una fuente importante de ingresos para la mayor parte de los músicos en el mundo", asegura Andrés Ospina,  jefe de producción de Radio Nacional.

De esta forma, bandas conocidas como ChocQuibTown, Systema Solar, Bomba Estéreo o artistas conocidos como Humberto Pernett e inclusive Totó, la Mompoxina, han difundido sus creaciones por medio de medios virtuales complementándolas con conciertos locales que permitan la conexión directa con el público y hacerse conocer como en décadas anteriores.

Según Juan Carlos Pellegrino, productor de Systema Solar, con amplia experiencia en estas dinámicas en Europa, asegura que en Colombia debido a la falta de credibilidad y arrojo de las disqueras colombianas por las nuevas creaciones musicales se ha inicado un proceso de producción independiente que ha tomado fuerza en los últimos años: "estamos comenzando a conquistar nuestro público y llegará el momento en que (las disqueras) comiencen a pellizcarse y ahí para ellos el negocio será interesante".

A esto se suman incluso declaraciones de Carlos Vives que en el I Foro Zona de Riesgo, del Ministerio de Cultura frente a la falta de inversión en las profesiones de producción musical "Ha faltado que las instituciones crean más en nuestro trabajo, pero no podemos negar que somos un país musical y que a la gente afuera le gusta", aseguró, debido a que existe la profunda creencia de que afuera la música colombiana será siempre bien recibida y de haber inversión para trascender las fronteras nacionales, se trataría de un negocio de amplio alcance.

Todos coinciden con que es muy importante conocer la industria y sus dinámicas en todo el mundo. Llevar una banda musical al extranjero implica conocer lo que sucede afuera con otras productoras, incluso las más grandes, con el fin de competir de manera rentable o abrirse a la posibilidad de firmar con disqueras como National Records, con quien han firmado varios artistas colombianos debido a ser de los pocos que reconocen la riqueza musical con la que cuenta Colombia, como lo afirma Tomas Cookman, presidente y fundador.

Sin embargo, lo más importante es conservar la identidad musical con el fin de ser auténticos y contener una propuesta sólida. Uno de los mejores consejos que deja Pellegrino es: "si la música que produce una banda no es masiva, el mejor camino siempre será la independencia".


 

Catalina López Fernández -

 



Publicidad