¿Cómo obtener el primer empleo?

Saber aprovechar las prácticas profesionales es una de las principales claves para que la búsqueda de empleo no se convierta en una difícil tarea después de salir de la universidad.

Comparte este artículo »

Un estudio reciente del Observatorio LaboraL, programa del Ministerio de Educación Nacional (MEN), reveló algunos datos sobre la situación de los graduados en el país.

Una de las cifras relevantes es la que tiene que ver con las principales dificultades que tienen los universitarios para conseguir su primer empleo.

Según la investigación, un 25 por ciento de los egresados colombianos se suman año a año a la preocupante lista de desempleados que en la actualidad se mantiene en más de dos millones y medio de personas, de acuerdo con la última encuesta realizada por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane).

Tanto el estudio del Observatorio, como un sondeo reciente hecho por elempleo.com, revelan que la principal limitante para que los nuevos profesionales consigan trabajo es: la falta de experiencia, seguida por otras situaciones como las pocas ofertas laborales, insuficiencia en las competencias y las bajas retribuciones económicas que ofrecen las empresas.

Para María Cristina Armenta, directora de Gestión Humana en Pfizer Colombia, estos elementos aunque se constituyen en una realidad que viven miles de jóvenes, también parten de errores comunes que éstos cometen con frecuencia y que generalmente les impide seguir en un proceso de selección.

"El tema de la inexperiencia les genera una inseguridad enorme a estos nuevos profesionales que parecen olvidar todo lo que aprendieron en la universidad. Nosotros como entrevistadores sabemos de antemano que la persona no tiene un recorrido laboral, pero sí debe tener unos logros académicos o personales de los cuales casi nunca se hablan y que nos dejarían ver mucho de ese perfil que buscamos y del ser humano que hay detrás", explica la directiva.

Si bien es cierto que la situación de empleo no tiene una correspondencia directa entre demanda y oferta, ya que la primera desborda a la segunda, algunas fallas comunes por parte de los egresados tienen como consecuencia un 'no' repetitivo en las entrevistas de trabajo.

Para Inés Pardo, gerente General de la empresa de consultoría Altos Ejecutivos-CPI International, un error habitual y que comienza desde el paso por la universidad es el no aprovechamiento de las prácticas profesionales, a las que califica como parte fundamental para aprender y hacer una red de contactos que pueda servir en un futuro.

"Es importante que el estudiante escoja una buena práctica, en este momento existen muchas modalidades que reemplazan esta experiencia profesional y algunos de los universitarios optan por ellas, perdiéndose una gran oportunidad de mostrar sus competencias", agrega Pardo.

En este sentido, Armenta de Pfizer agrega que una de las falencias principales y por la cual algunos estudiantes tienen vacíos es la falta de responsabilidad social que tienen las compañías con sus aprendices, ya que muchas de estas, los ponen a desempeñar tareas operativas que en ningún caso se corresponden con su formación.

Otra de las características usuales en los egresados y que ambas directivas comentan es la de ser jóvenes de extremos, o todo les sirve o nada les sirve, es decir, algunas veces muestran tal grado de presuntuosidad que ninguna oferta laboral llena sus expectativas ó llegan a subvalorar tanto sus competencias que aplican para todos los cargos y están dispuestos a hacer lo que sea, como muchas veces lo manifiestan en la entrevista lo que se convierte en un error fatal, aparte de dejarlos con una mala imagen.

Para el equipo de consultoría de Altos Ejecutivos es vital que en la actualidad se enfatice en cinco elementos desde la universidad para que los graduados tengan un perfil mucho más atractivo: el trabajo en equipo, la iniciativa, la comunicación directa, la planeación y el manejo a la perfección de una segunda lengua.


Andrés Quintero Palomino

Publicidad