¿La evaluación de desempeño: por qué y para qué hacerlas?

¿La evaluación de desempeño: por qué y para qué hacerlas?

El modelo de evaluación de desempeño en organizaciones mide la repercusión de los objetivos organizacionales en áreas de trabajo y empleados

Comparte este artículo »

Las nuevas dinámicas corporativas han contribuido a la incorporación de nuevas herramientas con el fin de motivar a los empleados, promoverlos y darles seguridad en cuanto a su trabajo.

La evaluación del desempeño se ha utilizado con bastante efectividad en los últimos años, pues permite analizar la relación entre los objetivos de la empresa y el desarrollo de las áreas y personas que las impulsa.

Según Camilo Herrera, consultor senior de Adecco Colombia, "durante la planeación estratégica de la organización, se determinan las metas organizacionales que cada área debe asumir y así traducir las medidas de cumplimiento entre su talento humano".

Las pequeñas empresas las utilizan para comenzar a establecer objetivos generales y así la posibilidad de remunerar a su recurso humano si su desempeño es óptimo. Es una herramienta efectiva para motivar el desarrollo individual y colectivo en la organización.

Las más grandes cuentan con amplias estructuras organizacionales que requieren atención individual y focalizada. Exigen evaluaciones más exhaustivas que miden la repercusión de los objetivos trazados entre los empleados.

Cada día las empresas tienden a reducir las jerarquías, hay menos niveles, lo que implica la motivación y compensación a sus empleados a través de la ampliación de desarrollo en el área en la que se desempeñan.

Lo positivo y negativo

Factores positivos:
- A las organizaciones les permite identificar recurso humano con el que cuenta para ser cada vez más competitivo. De esta manera se identifican así los recursos de capacitación mucho mejor.
- Los resultados positivos llevan a motivar a los empleados a través de la remuneración y promoción o potencialidades para desempeñar otros cargos.
- Para el empleado es una herramienta útil debido a que le permite reconocer lo que la empresa espera de él y las posibilidades de desarrollo profesional.

Factores negativos:
- Es posible que supere el nivel de claridad o subjetividad durante el proceso de evaluación. Algunas empresas no tienen suficientemente claros los objetivos organizacionales lo que conlleva a una incomprensión entre los empleados tanto de sus roles como de su objeto en el área de trabajo.
- Si el empleado o la empresa no tienen la suficiente confianza en la evaluación, la prueba puede ser contraproducente, dando como resultado respuestas y procedimientos organizacionales errados.

Catalina López Fernández -



Publicidad