Internet, motor de búsqueda de empleo.

El ahorro de costos y la agilidad para seleccionar hojas de vida ha resultado efectivo para las empresas que se han inscrito. Las compañías que prestan el servicio sostienen que son un medio y que no consiguen empleo.

En momentos en que el desempleo en Colombia llega a su nivel máximo de 20 por ciento, la fuerza laboral del país presencia el auge de las páginas de oferta y demanda de empleo por Internet.

Con el paso de los meses el boom de buscar empleo por la red de redes está aterrizando a la realidad de que apenas es una herramienta de intermediación laboral que facilita la comunicación entre quienes necesitan empleo y buscan personal.

Empieza a ser claro que estos sitios no hacen "magia" y que no puede ubicar en un cargo directivo de salario alto a una persona que no cuente con el perfil.

Por eso es que una de las primeras cosas que dejan claras las empresas que prestan un servicio tan sensible a nivel social es que no dan empleo sino que son simplemente un contacto o mediador.

El objetivo es acumular hojas de vida para ofrecer a empresas a las que les cobra por acceder a ellas. Las diferencia valores agregados en los motores de búsqueda y servicios que apuntan a la asesoría en el plano laboral.

Advertencias

César Jaramillo, director de empleo del Ministerio de Trabajo advierte que las empresas que prestan ese servicio cumplen un papel importante para superar lo que se denomina el empleo friccional que es aquel en el que la oferta y la demanda laboral no se encuentra.

Dentro de esta figura también aparece el desempleo oculto que es cuando las empresas se desaniman y después de mucho tiempo, gracias a una nueva alternativa, se ponen en la tarea de vincularse a la fuerza laboral.

Explicó que se estima que ese tipo de desempleo esquívale al 5 por ciento de la tasa total de desocupación del país.

Para combatir este tipo de desempleo la intermediación laboral del país es fundamental.

Tradicionalmente, indica el funcionario, la mayoría de intermediación laboral, cerca del 35 por ciento, opera a través de las recomendaciones laborales, personales y políticas.

En otro 24 por ciento de los casos son efectivos son los clasificados (24 por ciento), las asociaciones (13 por ciento) , el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena), las agremiaciones, las universidades, las bolsas de empleo y las empresas de servicio de empleo temporal.

El director de empleo del Ministerio considera que falta mucho tiempo para que se sienta el impacto de los sitios de empleo en Internet, en parte, porque ese proceso va de la mano con la posibilidad de acceso a Internet.

Mientras que el Sena atiende la intermediación para los estratos uno, dos y tres, estos job sites tienen cobertura para los niveles cuatro, cinco y seis de la población señaló el funcionario.

Lo que precisa es que la legislación colombiana es clara en que ese servicio no debe ser cobrado a las personas que buscan trabajo o mejorar sus condiciones de empleo, como si la permite la legislación en otros países donde opera estos sistemas por Internet.

Una de las grandes de ventajas de buscar empleo en Internet es el ahorro en el proceso a nivel nacional e internacional en el costo de viajes y de entrevistas, papeleos y procesos de selección.

Relación laboral en línea

Las experiencias y los casos de éxito sobre las páginas de empleo por Internet no están muy a la mano y algunos lo asimilan como una lotería.

Tatiana González, gerente de Recursos Humanos de Newell Sanford, ha optado por este medio para buscar el personal para la empresa y dice que los resultados son positivos.

Dice que estos motores de búsqueda permiten reclutar en línea las hojas de vida que necesita con un perfil fundamental. En vía un mail y si los interesados responden los cita para la entrevista personal.

Otras empresas tienen la posibilidad de hacer una oferta recibe hojas de vida y de acuerdo a la conveniencia acuerda con los candidatos más opcionados las entrevistas.

La ejecutiva explicó que la selección de personal en ciudades distintas a la sede de la compañía también son muy útiles.

Explicó que no fue difícil convencer a los altos ejecutivos de la empresa de las bondades de este sistema ya que demostró el ahorro sobre todos en los avisos clasificados de los periódicos y en el tiempo para el trámite de personal porque se ahorran pasos como el de lectura de hojas de vida que no se acercan a las necesidades.

Tatiana González asegura que hasta el momento no ha tenido inconvenientes con la fidelidad de la información.

Por su parte, el ingeniero mecánico José Hernán Alvarez, asumió desde noviembre en Newell Sanford como jefe de mantenimiento y su contratación se dio gracias a que colocó su hoja de vida en Internet en el mes de octubre.

Dice que tuvo suerte porque le resultaron dos ofertas al tiempo y escogió la que tuvo trámite más rápido.

Recomienda a los que acuden a estos medios para colocarse que sean honestos en la información que suministros y que sean realistas y que tengan los pies en la tierra respecto a sus aspiraciones porque la clasificación del computador es implacable.

Fuente*/ Portafolio


Edición elempleo.com

Publicidad