¿Se identifica con el perfil del verdadero empleado problema?

Los trabajadores conflictivos tensionan el ambiente laboral y hacen de la oficina un campo de batalla.

Si usted se queja todo el día de su cargo, critica constantemente a la compañía, se le dificulta entablar relaciones con otros compañeros y le molesta trabajar en equipo, tal vez crea que el problema es de los demás. Sin embargo, para los expertos, este tipo de actitudes configuran el perfil típico de un empleado ?difícil?.

Esta clase de personas se destaca por exigir bastante y aportar lo estrictamente necesario para cumplir con las funciones asignadas sin generar valor agregado ni asumir un papel estratégico. En la práctica, la mayoría olvida que pertenecer a una empresa es más que limitarse a realizar ciertas tareas.

?Son trabajadores muy conflictivos, que no aceptan ninguna recomendación de jefes ni colegas. Pueden ser pasivos o tener actitudes de superioridad al creer que lo saben todo y son los únicos que pueden realizar determinada labor. Siempre buscan una disculpa cuando no obtienen los resultados esperados (?) No soportan la frustración y se resisten al cambio?, comentó Alberto García, sicólogo organizacional y docente universitario en recursos humanos.

Para el consultor empresarial Andrés Rojas, otras conductas que caracterizan a los empleados ?difíciles? son:

? Impuntualidad

? Bajo rendimiento

? Insubordinación

? Problemas de interacción

? Sustracción de elementos corporativos

? Uso inapropiado del tiempo o los recursos laborales

Conductas extremistas

No obstante, los especialistas consultados por elempleo.com coincidieron en que los inconvenientes más graves de este tipo de trabajadores son actitudes pesimistas frente a situaciones rutinarias y poco interés por adelantar proyectos en equipo.

Bajo este panorama, frases como ?no creo que lo logremos? o ?mejor lo hago solo? se escuchan con frecuencia entre el grupo de los complicados.

Según Olga Serna, directora de Recursos Humanos en Cusezar, un empleado ?problema? es quien se ?comporta negativamente frente a todo lo que sucede en la organización y tiene dificultades para relacionarse o trabajar con otros, porque siempre quiere hacer las cosas a su manera?.

Por su parte, Norma Macías, coordinadora de Reclutamiento, Selección y Desarrollo para el área andina en Siemens, aseguró que esta clase de trabajadores no entrega lo mejor de sí ni valora lo que la compañía le brinda.

?Ante cualquier problemática u obstáculo solamente se limitan a criticar y no aportan alternativas de solución?, puntualizó.

¿Qué hacer?

Aunque la presencia de estos personajes puede calificarse como non grata es común encontrarlos en los pasillos de cualquier organización. Sin embargo, antes de librar una batalla infructuosa con ellos e incluso pensar en despedirlos, es recomendable que compañeros y jefes busquen la forma de controlar la situación.

De acuerdo con los especialistas, si alguien tiene dificultades de adaptación, problemas excesivos con otros colegas o se queja todo el día, es conveniente abrir espacios de comunicación para expresar estas inconformidades y también proponer soluciones.

En opinión de Alberto García es necesario hablar con los trabajadores ?problema? para encontrar la manera de ayudarlos. ?Hay que buscar el diálogo e indagar el por qué de su comportamiento?, agregó.

Cuando persiste la conducta negativa, a pesar de los esfuerzos de superiores y compañeros, es frecuente que la empresa opte por desvincular al empleado.

?Si la persona tiene un buen desempeño pero su actitud es difícil pueden fijársele plazos para que cambie y, en caso de no hacerlo, la compañía debe tomar una decisión rápida?, anotó Olga Serna de Cusezar.

Los más molestos

En el primer trimestre del 2006, la revista estadounidense Forbes, especializada en temas financieros, publicó un listado de los 10 peores perfiles de empleado. A continuación, una descripción general de algunos estos personajes:

? El psicoanalizado: se estresa ante cualquier eventualidad y se aterra frente a los cambios.

? El impuntual: olvida la importancia de llegar a tiempo y afecta el cronograma de los demás.

? El agresivo: se caracteriza por mantenerse a la defensiva y tener siempre una actitud violenta frente al trabajo, el jefe o los compañeros.

? El ladrón: siente que llevarse elementos de la oficina es parte "del salario". La mayoría no entiende que esta actividad es un delito.

? El perfeccionista: pretende que todo funcione a su ritmo. Vigila y chequea todos los detalles, porque teme la pérdida de protagonismo, poder o control.

? El tosco: hiere y pasa por encima de sus compañeros al comunicarse de manera ruda. Escudado en la efectividad ignora que algunas de sus acciones son ofensivas para otros.

? El irresponsable: no es un niño, pero se comporta como tal al culpar a los demás cuando comente errores o no obtiene resultados. Busca atención y reconocimiento constantes por labores rutinarias.

? El manipulador: cree que todo lo que ocurre en la empresa depende de él. Suele ser amigable para obtener información personal o laboral que después utilizan como arma de presión contra los demás.

Tenga en cuenta que convertirse en un empleado conflictivo perjudica tanto el desempeño profesional como a la organización, porque las conductas negativas no permiten ascender ni representar un papel estratégico en la empresa.

Julieth Rodas L.

Opine en el debate: ¿Qué candidato a la Presidencia tiene la propuesta de empleo más convincente?


Edición elempleo.com

Publicidad