Herramientas para negociar el salario

Herramientas para negociar el salario

Demostrar que tiene la capacidad, conocer el tipo de empresa y averiguar lo que se paga por un cargo equivalente son algunos de los factores que se deben tener en cuenta para solicitar un aumento.

Una de las razones más importantes por la que los empleados no se arriesgan a discutir con el jefe sobre los beneficios contractuales o que al ingresar a una nueva empresa o cargo aclaren desde el principio la retribución esperada es el miedo a que la empresa no lo tenga en cuenta o en su defecto que lo despidan.

Para su tranquilidad le contamos que la negociación del salario es tan importante para el empleado como para la empresa. Para una organización, y por ende para sus empleados, una mala negociación puede generar desequilibrios presentes y futuros dentro de la organización ya que un cargo es competitivo en la medida en que se genere permanentemente valor agregado y esto, por lo general, se logra más fácilmente a través del salario.

"Un salario no es sólo el sueldo, sino todos los elementos relacionados como primas, bonos y beneficios voluntarios que ofrezca la empresa", afirma Luís O. Salazar, director general de S&S consultores & Talentos.

Es por esto que resalta la necesidad de tener en cuenta, durante la negociación, las demás ventajas que se pueden obtener en una contratación. Lo importante siempre será que el empleado tenga claramente definido su sistema de compensación desde su ingreso.

¿Bajo qué parámetros es conveniente negociar el salario?

Existen muchos factores que determinan las posibilidades y los límites de una negociación. Es importante tenerlos en cuenta con el fin de pactar las mejores condiciones para las partes:

- Investigar en qué tipo de cargo y compañía le gustaría trabajar. Esto evita que se ingrese a empleos que no desea pues no tendrá mucho para dar; por el contrario, de hacerlo le brindará mayores motivaciones para avanzar al mejoramiento de los procesos.

- Conocer el sector e industria en donde quiere y puede trabajar. Una pequeña investigación en el área que le interesa le dará un panorama de cómo se mueve en la economía nacional y global. Así sabrá a qué puede aspirar según sus proyecciones laborales.

- Estar seguro de las competencias que tiene según su desarrollo profesional. Si usted es consciente del valor agregado con el que cuenta como profesional para un cargo definido llegará más seguro a realizar la negociación y así tendrá mejores resultados.

- Averiguar lo que se paga por un cargo equivalente en otras empresas, le dará una perspectiva de cuánto podrá ganar según su experiencia en cargos similares.

- Tener en cuenta el tipo de empresa con la que se está negociando. Esto se debe a que dependiendo del área del cargo podrá obtener los beneficios y hacer uso de ellos.

- Conocer las competencias que exige el cargo deseado. Por lo general la empresa tiene predefinidas las necesidades del cargo así como los conocimientos que debe tener quien lo desempeña. Esta es una manera muy efectiva para definir la competitividad profesional respecto a sus equivalentes.

- Estar preparado por si le la empresa le dice que no cuenta con el dinero que exige debe demostrar sus capacidades para un posible aumento más adelante. Lo importante es tener flexibilidad y voluntad para cooperar.

- Demostrar que tiene la capacidad de aportar en el área de trabajo y no sólo en el cargo que desempeña y que merece un aumento.

Negociar el salario para un empleado es una cuestión de aprecio tanto de sí mismo como de la profesión que se ejerce ya que es consciente de lo que sabe hacer bien y lo en que puede mejorar. "Es un tema de presente y futuro, pero sobre todo de mutua responsabilidad", concreta Salazar.


Catalina López Fernández

Publicidad