En tiempo de crisis administre bien sus cesantías

Presidente de asociación que aglomera fondos de pensiones habla sobre las proyecciones de crecimiento para este año.

La diversificación de portafolios y, en consecuencia, la financiación de proyectos de infraestructura será uno de los puntos más importantes para las inversiones de las AFP durante el 2009. A esto se añaden apoyos al sector energético y de transporte, relevantes en el avance competitivo del país.

Sin embargo, la afectación sobre la confianza de los inversionistas se hace evidente tras la desaceleración de los últimos meses y las decisiones que tomen los fondos de pensiones serán determinantes para los ahorros de los colombianos.

En este contexto, elempleo.com entrevistó a Santiago Montenegro, presidente de Asofondos, quien explica la realidad que vivirán este año las AFP y entrega datos para sacar el mejor provecho de los recursos que se encuentran en sus manos.

¿Cuántos afiliados tienen los fondos de cesantías y cuál es el valor total del régimen?

A diciembre de 2008 el valor de los fondos asciende a 4.01 billones de pesos, propiedad de 4.5 millones de afiliados. Históricamente tanto el valor del fondo como el número de personas adscritas tienden a presentar un comportamiento estacional, marcado por incrementos en febrero (mes de mayor recaudo) y una tendencia decreciente el resto del año a causa de los retiros.

En cuanto a rentabilidad creemos que un año con mercados financieros tan volátiles como el pasado cerró positivamente, teniendo en cuenta que se abonaron 270 mil millones de rendimientos a las cuentas de los afiliados.

¿Cuáles son las proyecciones de crecimiento para este año?

En 2009 la dinámica del sector real y el comportamiento del mercado laboral serán determinantes para los aportes de la temporada 2010. Con expectativas de crecimiento económico poco alentadoras, probablemente se observará una menor creación de empleos y se reducirán los niveles de ingresos para el próximo año. A esto se añade que el índice de retiros de personas que pierdan su trabajo puede aumentar.

De esta manera, si en febrero del 2008 se recaudaron 1.86 billones de pesos, con los que el valor del fondo pasó de $3.7 billones en enero a $5.3 en febrero, se espera que para 2009 se consiga el 50 por ciento del valor del fondo durante el primer mes del año y en febrero se estima un recaudo cercano a los dos billones de pesos.

¿Es este un año difícil para los fondos de pensiones y cesantías?

Es posible que durante 2009 se recupere parte del terreno perdido por los mercados financieros el año anterior; sin embargo las repercusiones en el sector real están por observarse. En la medida en que se presenten signos de recuperación en la economía esperamos una reacción positiva y, por tanto, una reducción de la volatilidad actual.

En el actual contexto económico, ¿cuál debe ser la responsabilidad de los fondos al invertir los recursos de los colombianos afiliados?

En primer lugar, las decisiones de inversión de las administradoras están definidas por un régimen que contiene límites por emisor, tipo de activo y estándares de calificación de crédito mínimos, fijados todos por el Gobierno para controlar niveles de exposición de los recursos pensionales a las diferentes clases de activos.

Dicho de otro modo, en Colombia las AFP no tienen libertad absoluta para diseñar sus estrategias de inversión.

En segundo lugar, desde que se creó el sistema, los afiliados al régimen cuentan con la Garantía de Rentabilidad Mínima que implica que las AFP respondan con su patrimonio cuando los adscritos reciban rendimientos menores a los definidos por la Superintendencia Financiera. Para cumplir con esto, los fondos constituyen periódicamente la reserva de estabilización (hoy en más de medio billón de pesos).

Finalmente, las AFP pagan una prima al Fondo de garantías de Instituciones Financieras (Fogafin) para garantizar la totalidad de los recursos administrados y la rentabilidad mínima en aquellos casos donde el patrimonio de la AFP no sea suficiente. Estos mecanismos le otorgan al sistema la solidez y seguridad necesaria para proteger el ahorro de los más de 8.3 millones de afiliados, incluso en ambientes tan estresados como el que actualmente está agitando al mundo entero.

Alba Liliana Acevedo Díaz

Opine en el debate: ¿Considera que las cesantías deberían tener destinaciones distintas a vivienda o educación?


Edición elempleo.com

Publicidad