Equipos eficientes, empresas exitosas

El capital intelectual es lo más importante para una compañía y combinar los talentos para que se potencien es un desafío

En una época marcada por la competitividad, la diferenciación está dada por el capital intelectual que posee cada compañía, pero contar con profesionales capaces que actúen individualmente no es lo más beneficioso, la clave está en combinar los talentos para que se potencien.

Sin embargo, conseguir que un equipo de trabajo que sea eficiente no es tarea sencilla y no se logra con sólo juntar a una cantidad determinada de personas. Para que un grupo tenga éxito es necesario poner atención y cuidar cada una de sus etapas, desde la selección de quienes lo van a conformar y su puesta en marcha hasta su seguimiento y evaluación.

Etapas

Lo primero que hay que definir antes de conformar un equipo de trabajo es el objetivo ya que, sin una dirección clara, es imposible que comience a funcionar.

Además, tener conocimiento de a dónde se quiere llegar es uno de los factores más importantes para determinar con qué personas se precisa contar y cuales son los perfiles que se necesitan.

Es que más allá del área y del proyecto del que se trate, los equipos con variedad de profesiones y cargos son los que más adeptos tienen, porque ayudan tanto a tener diversidad de enfoques y puntos de vista como a aprender de los demás miembros.

Una vez que está constituido, el trabajo para lograr que el grupo alcance la meta apenas comienza.

Es muy importante hacer seguimientos y premiar o destacar lo bueno. Así mismo, el equipo debe ser auto dirigible y tener la iniciativa por adquirir los conocimiento necesarios para lograr las metas.

También es misión del equipo distribuir ese conocimiento dentro de la empresa y multiplicar esas nuevas competencias.

Otro de los temas de los que debe hacerse cargo el equipo es la comunicación de las actividades que está desempeñando, cómo las está realizando y a qué términos está llegando, para que no se transformen en secretos dentro de la organización.

Liderazgo y evaluación

El papel del líder del equipo tiene una particular relevancia, ya que de su comportamiento dependerá en gran parte el desempeño del grupo.

Una de sus habilidades debe apuntar a hacer que cada integrante aporte el máximo de sus competencias. Se deben desafiar a los integrantes del equipo para que utilicen todo su conocimiento, todo su talento y a que se cuestionen.

El líder en un grupo de trabajo debe mantener al equipo motivado y hacer que el grupo piense y ejecute por sí mismo, al tiempo que debe monitorear para evitar problemas.

La evaluación es un punto clave y hay que realizarla de manera individual y de forma grupal. Los logros del equipo son tan importantes en su conjunto como en el desempeño individual de cada uno de sus integrantes.

fuente Diario La Nación (Arg)


Edición elempleo.com

Publicidad